Ventajas y desventajas de tener un hijo único

Ventajas y desventajas de tener un hijo único

Muchos son los prejuicios que escuchamos acerca de los hijos únicos, como que no aprenden a compartir o que tienen dificultades relacionándose con otras personas. Sin embargo, estudios recientes no solo refutan estas creencias, sino que además han demostrado que los hijos únicos pueden llegar a tener ciertas ventajas, siempre y cuando reciban una buena crianza.

Un hijo único, por ejemplo, suele tener una mayor concentración y mejor desempeño académico, debido a que recibe mayor atención de parte de sus padres. Por esa misma razón, suelen tener una gran autoestima.

Uno de los prejuicios, es que los hijos únicos no pueden compartir y jugar con otro niño en su casa y los llegamos a percibir muy solitarios. Sin embargo, al comparar hijos únicos con quienes no lo son, se puede ver que no existe ninguna diferencia en cuanto al número de amigos. Socializan de la misma forma unos y otros, y no hay diferencia debido a que aprenden a compartir en el colegio. Si bien es cierto que no tienen alguien de su edad en casa, se ha demostrado que esto les ayuda a tener más imaginación y tener una relación más fuerte consigo mismos, lo que hace que difícilmente sean personas depresivas.

Pero pasando a ver una desventaja real, tenemos que los hijos únicos pueden llegar a recibir demasiada atención de parte de sus padres y por ende llegan a sobreprotegerlos . Como consecuencia, se vuelven personas dependientes y temerosas, porque no saben afrontar las dificultades que sus padres siempre afrontan por ellos. Por esto, los padres de un hijo único deben tener mucho cuidado de no llegar a la sobreprotección y permitir que su hijo enfrente las dificultades que se le presentan.

Otra dificultad que se puede llegar a tener con un hijo único, es que los padres suelen exigirles mayores logros. Por esa razón, si llegan a fracasar, se sienten muy frustrados, porque perciben que llevan una gran responsabilidad en sus hombros.

Una última desventaja, es la ausencia de compañía, la relación entre hermanos es una relación muy larga y muy fuerte. Frente a situaciones como un divorcio en la familia o un fallecimiento, es más fácil superarlo en compañía de un hermano, quien ha vivido experiencias similares y siente lo mismo que uno. Un hijo único no tiene alguien para compartir frente a situaciones fuertes como estas.

Para concluir, hay que decir que también podríamos mencionar algunas desventajas de tener más de un hijo, y que por lo tanto, no se puede decir que sea mejor un tipo de familia u otra. Pueden haber familias de tres, cuatro, cinco, o más integrantes, lo importante es que cada pareja tenga claras sus posibilidades y deseos para decidir qué tan numeroso quiere que sea su hogar.

About author

A tí también te puede gustar

Hábitos de lectura 0 Comments

¿CÓMO CULTIVAR HÁBITOS DE LECTURA Y ESCRITURA EN FAMILIA?

Los niños que crecen en los hogares en que se promueve la lectura y la escritura llegan a ser mejores lectores en la escuela que aquellos que no tuvieron ese…

¿Cómo lograr una crianza inspiradora y feliz? 0 Comments

Carta de un hijo a sus padres

No me den todo lo que pido. A veces solo les pido cosas para ver cuánto puedo llegar a obtener. No me griten. Los respeto menos cuando lo hacen, y…

Temáticas 0 Comments

¿Cuáles son las claves para conseguir la paz en nuestras familias?

Un elemento fundamental en el fomento de la cultura de la paz en el ámbito de nuestro grupo familiar es la siembra de actitudes constructivas como la empatía y la…

0 Comentarios

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero en dejar un comentario. Añadir un comentario a esta entrada

Deja tu respuesta