¿Qué hacer si tu hijo es voluntarioso para comer?

¿Qué hacer si tu hijo es voluntarioso para comer?

Es normal que los niños quieran comer solo lo que les gusta y dejen de lado aquello que no es de su completo agrado. Sin embargo, los padres no pueden simplemente dejarlos a su libre albedrío, porque esto implicaría que no estén recibiendo alimentos indispensables para su buena salud y desarrollo. Por ese motivo, es importante encontrar métodos para que los pequeños coman lo que se encuentra en su plato. En este artículo hablaremos de algunas estrategias que podrían ayudarte.

Una de ellas es identificar los alimentos del gusto de tu hijo y procurar preparar al menos uno de ellos en cada comida. Además, debes evitar servir platos en los que el niño no reconozca ninguno de los comestibles. Está bien que aprenda a probar cosas nuevas, más cuando está en una etapa de descubrimiento del mundo, pero es preferible que pruebe una cosa nueva a la vez y así evitar que nada le guste y lo deje todo servido.

Uno de los mayores problemas se presenta con las verduras, pues los niños suelen rechazarlas. Para este caso, debes identificar los alimentos que definitivamente no le gustan a tu hijo y dejar de servírselos. Los niños suelen preferir las frutas, que son un buen suplemento de las verduras. Busca una comida que pueda sustituir aquellas cosas que no sean del agrado de tu hijo para así garantizar que no le esté haciendo falta algún ingrediente importante para su salud.

Si una vez servido el plato ves que tu hijo no lo quiere comer, está bien que le cambies solo en contadas ocasiones, algunas de las cosas que hay servidas por algo que él prefiera. Pero esto no lo debes hacer siempre, pues tu hijo debe saber que debe alimentarse de lo que está preparado. Por otra lado, si tu pequeño te pide alimentos que le gustan como pizza, hamburguesa u otro tipo de “deliciosa comida chatarra”, la respuesta no tiene que ser siempre negativa. Puedes darle algunos de estos alimentos de vez en cuando sin que esto se convierta en su menú diario.

Jamás premies o castigues a tu hijo por comer o dejar de hacerlo, pues esto hace que la actitud caprichosa de tu pequeño se prolongue. Tampoco le ruegues por consumir algún alimento, pues tiene el mismo efecto. Simplemente invítalo a probar antes de decir que no, puedes preguntarle cómo sabe que no le gusta si no sabe cómo quedó cocinado.

Durante la comida habla de temas que no tengan que ver con la alimentación. Una conversación amena y relajada ayudará a que los niños coman tranquilamente. Si por el contrario se conversa sobre los alimentos, la necesidad de comer, o los problemas alimenticios de tu hijo, se estará generando tensión y esto influirá a que tu pequeño tenga un comportamiento de rechazo a comer.

Por último, siempre es recomendable prestar atención a las falencias alimenticias de tu hijo. Consulta con tu médico si puedes proporcionarle suplementos vitamínicos adicionales para suplir lo que él está dejando de comer .

About author

A tí también te puede gustar

¿Cómo desarrollar hábitos alimenticios saludables en nuestros hijos? 0 Comments

¿Cómo hablar con tu hijo si tiene un problema alimenticio?

Si has detectado que tu hijo tiene un desorden alimenticio de algún tipo, es recomendable actuar de una forma rápida para poder resolver el problema lo antes posible, y que…

¿Cómo desarrollar hábitos alimenticios saludables en nuestros hijos? 0 Comments

Aprende a detectar si tu hijo tiene un trastorno alimenticio

Los problemas alimenticios en los niños por lo general son sencillos de detectar. Sin embargo, durante la adolescencia podría ser más complicado debido a que los jóvenes ocultan estos desordenes…

0 Comentarios

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero en dejar un comentario. Añadir un comentario a esta entrada

Deja tu respuesta