Mi hijo es disléxico, ¿qué puedo hacer?

Mi hijo es disléxico, ¿qué puedo hacer?

Una de las dificultades de aprendizaje más frecuentes en los niños es la dislexia, un trastorno del lenguaje que hace difícil identificar y comprender las palabras escritas

Puedes verificar si tu hijo tiene problemas de dislexia si observas que:

  • Al hablar, confunde algunas palabras que tienen pronunciación parecida.
  • Presenta bajo rendimiento en la escritura y su desarrollo psicomotor.
  • Tiende a escribir las letras en dirección u orientación inadecuada y confundir, por ejemplo, la d con la b, la “e” con el 6 o la “A” con el 4.
  • Tiene problemas para recordar series como los nombres de los meses, los días, los colores.
  • Se le dificulta diferenciar la noción de derecha e izquierda.
  • Le resulta difícil encontrar las palabras precisas.

Lo fundamental es apoyarlo, manteniéndolo motivado y evitando que la dificultad afecte otros aspectos de la vida del niño o el joven.

No obligarlo a leer en voz alta, a menos que la haya podido preparar. Más bien animarlo a leer en silencio.

Pedir a sus maestros que le hagan pruebas o reportes orales en vez de escritos.

Preguntarle siempre si ha comprendido lo que se la ha dicho o lo que ha leído y darle una explicación breve de lo que se quiere que haga.

Darle tiempo para organizar sus ideas o su trabajo, no afanarlo ni presionarlo para que no se frustre ni sienta aversión por la escritura.

Incentivar su concentración y llamar su atención con medios audiovisuales, por ejemplo, presentándole textos en distintos formatos, colores y tamaños. Recomendarle que utilice alguna ayuda o guía como el índice, un marcador o una regla, para seguir la lectura.

Evitar delegarle demasiadas labores o responsabilidades en casa.

Protegerlo de todo tipo de maltrato o discriminación.

En todo caso, es clave comprender que el hecho de que tu hijo tenga dislexia no implica que en todos los casos le será imposible tener buen rendimiento, ni que está destinado a fracasar en sus estudios. No se puede generalizar pues la dislexia presenta diferentes grados y depende de la complejidad de lo que el niño debe aprender.

Por lo general, cuando se presentan problemas de rendimiento es porque hay estrategias de apoyo o de formación que pierden eficacia a medida que va pasando el tiempo y avanza el proceso de aprendizaje. Un chico con dislexia no es menos inteligente que cualquier otro; es posible que incluso tenga un nivel de inteligencia superior a otros niños de su edad y grado escolar, por eso no es correcto encasillarlo como incapaz o escaso de inteligencia.

De otra parte, no se puede negar que la dislexia puede incrementar la dificultad o, incluso, llegar a privar a tu hijo de cierto tipo de actividades y aprendizajes. Por ejemplo, si bien no es algo imposible, le será más difícil que a otros niños y jóvenes aprender un idioma, en particular si este tiene muchas variaciones fonéticas respecto a un mismo grafema o letra.

Por fortuna, existen en la actualidad diversos recursos para apoyar el aprendizaje de los niños con dislexia y contribuir a su rehabilitación. Entre ellos, juegos físicos e interactivos para trabajar con las sílabas y los sonidos de las palabras, fichas, legos, bingos. Para hacer un uso óptimo de estos recursos y hacerlo de acuerdo con las necesidades particulares de tu hijo, lo apropiado es que cuentes con la asesoría de los maestros y el terapeuta de tu hijo.

 

About author

A tí también te puede gustar

Familia constructora de paz 0 Comments

¿Cuál es tu estilo al afrontar un conflicto familiar?

El conflicto es un fenómeno presente e inevitable en todas instancias sociales, incluida la familiar. Pero debemos ocuparnos de que se resuelva de manera correcta para que no termine debilitando…

Familia UNOi 0 Comments

¿Cómo amar a tu familia?

Para amar a tu familia necesitas: Amarte a ti mismo Para poder brindar amor a otras personas, es primordial empezar por amarte a ti mismo. Es imposible dar lo que…

¿Cómo enseñar a ser feliz? 0 Comments

¿Cómo enseñarle a tus hijos a autorregularse para que su vida sea armoniosa?

La felicidad de nuestros hijos tiene que ver con la capacidad que tengan de controlar sus emociones, su comportamiento, sus pensamientos y sus hábitos. Tiene que ver con su autodisciplina,…

0 Comentarios

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero en dejar un comentario. Añadir un comentario a esta entrada

Deja tu respuesta