La lectura y la escritura, como experiencias divertidas

La lectura y la escritura, como experiencias divertidas

He aquí algunas formas de hacer divertida la hora de leer y escribir para tus hijos.

Léeles todo tipo de material, que tengan distintos formatos, géneros y funciones: poemas, historias reales e imaginarias, libros informativos, revistas, periódicos, historietas.

Lee en voz alta con dramatismo y emoción. Especialmente si estás narrando algo, utiliza diferentes voces para los personajes, juega con gestos, movimientos y cambios de volumen. La idea es meterlos en el cuento.

Utiliza los nombres de los niños en vez de los originales. Esto les fascina porque se sienten identificados e involucrados en la historia. No hay como ser protagonistas en vez de solo espectadores.

De ser posible, elabora títeres y representa la historia o enseñanza con ellos. Los más sencillos son los que hacemos con una media, botones, lana o hilo. La técnica es lo de menos, lo fundamental es el efecto que puedes provocar en los niños cuando das vida a los personajes.

Vuelve a leer sus lecturas favoritas tantas veces como ellos lo quieran. Esto les permite gozar de la historia una y otra vez, y el mensaje se les fijará sin duda. Jamás lo olvidará. Esto es muy valioso para enseñarles valores y actitudes que deseamos transmitirles.

Selecciona autores y libros que los niños disfruten. Hay muchos autores especializados en hacer libros para niños y jóvenes, incluso algunos especializados en ciertos grupos o edades. Puedes asesorarte con un bibliotecario o en sitios de Internet que tratan el tema. Pero ante todo, busca que sean lecturas que vayan con los valores y principios que quieres sembrar en tus hijos, con énfasis en aquellos que corresponden a los deberes y los derechos fundamentales: honestidad, solidaridad, compromiso, trabajo, disciplina, verdad, amor, respeto y cuidado de sí mismo, de los otros y del medioambiente, entre otros.

Lee historias que tengan partes repetitivas y anímalos a repetirlas contigo. Señala las palabras mientras las lees, especialmente si estás con niños muy pequeños, para ayudarles a hacer la conexión entre las palabras escritas y sus sonidos.

Comenta los temas de la historia y haz preguntas sobre los personajes. Asegúrate de que sean preguntas que hagan pensar a los niños en qué pasará luego o qué harían si estuvieran en la situación planteada o fueran x o y personaje. Si se trata de un artículo informativo, comenta con los niños la idea principal, el mensaje.

Motiva a tus parientes y amigos para que les regalen a los niños libros u otros materiales de lectura.

Llévalos a la biblioteca local cada vez que puedas. Allí explora con ellos tanto los libros como los recursos digitales: CD-ROM, videos, Internet, así como otros materiales impresos: revistas, folletos, mapas. Haz que se afilien como usuarios para que puedan pedir prestados los materiales por sí mismos.

Suscríbelos a una revista u otra publicación periódica. Así fomentarás sus habilidades de lectura y escritura de correos además del contacto con el lenguaje de la revista.

Anímalos a elaborar listas o tarjetas para sus amigos o parientes en diferentes ocasiones.

Siempre diviértete con los chicos. Entre más disfrutes de la experiencia, más lo disfrutarán ellos también.

About author

A tí también te puede gustar

Temáticas 0 Comments

¿Cuál es el secreto de los padres felices?

Una verdad de Perogrullo: tu hijo no tiene por qué ser infeliz si tú eres feliz, excepto que sufra de un trastorno grave de sus emociones o su comportamiento, en…

Afectividad 0 Comments

¿Cómo influye el afecto en el desarrollo de tu hijo?

Parte del desarrollo normal de un niño radica en que reciba la adecuada cantidad de afecto de parte de sus padres y familiares, este debe iniciar incluso antes de su…

Temáticas 0 Comments

¿Cómo enseñarles a tus hijos a ser exitosos en el manejo del tiempo y el dinero?

Hay grandes discusiones en torno a si el dinero y el tiempo nos brindan felicidad. Pero, al margen de esta discusión sin fin, está el hecho irrefutable de que el…

0 Comentarios

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero en dejar un comentario. Añadir un comentario a esta entrada

Deja tu respuesta