Hostigamiento y acoso cibernético

Hostigamiento y acoso cibernético

Las redes sociales son muy llamativas para los niños y es común que pequeños de corta edad le pidan permiso a sus padres para abrir una cuenta. Sin embargo, la edad mínima recomendada es de 14 años (a excepción de algunas redes creadas especialmente para chicos), ya que ellos son presa fácil de delincuentes cibernéticos.

Redes como Twitter, Facebook, Instagram, WhatsApp, entre otras, pueden convertirse en una herramienta aliada para la educación, el compartir información o realizar foros de trabajo, son sólo algunas de las posibilidades que ofrecen. Sin embargo, también pueden convertirse en un arma dependiendo el uso que se le dé. Por esa razón, los padres de familia no deben pensar que porque su hijo tiene catorce años, sabrá como usar las redes responsablemente. Es necesario que haya un acompañamiento y que se le explique a los niños antes de ser parte de una red, los peligros y consecuencias de un mal uso.

El bullying, sexting y grooming, son los peligros más cercanos a los que están expuestos los niños activos en las redes.

El Bullying, es el acoso psicológico de los propios compañeros, se presentan insultos, chantajes y vejaciones. En el caso de las redes sociales se le llama Ciberbullyng y es exactamente los mismo, pero trasladado a medios electrónicos.

El Sexting, son los mensajes de contenido sexual (sobre todo con fotografías y/o videos), que son producidos por el mismo remitente y son enviados principalmente en mensajes de texto a través de celulares.

El Grooming, es realizado por un adulto que se hace pasar por un menor, se gana la confianza del niño y le pide enviar fotografías y videos de contenido sexual con el fin de comercializarlas o extorsionar al menor a cambio de no publicarlas.

De acuerdo con la empresa de seguridad informática ESET de Argentina, en una encuesta realizada a 400 jóvenes de Latinoamérica entre los 14 y 29 años, concluyó que el 36% de los encuestados habían sido víctimas de algún tipo de ataque en internet. Otro resultado preocupante fue que un 16% aceptó haberse citado con un desconocido a través de las web.

Para evitar que sus hijos vivan alguna de estas situaciones les compartimos los siguientes consejos:

  • Deben dialogar con sus hijos sobre los peligros que existen en la red.
  • Conocer a qué están accediendo sus hijos y para ello, deben aprender las herramientas que ellos usan y ustedes desconocen.
  • No permitir que los niños naveguen a puerta cerrada.
  • Preguntarles sobre sus actividades en la red.
  • Proteja su computador con antivirus.
  • Proteja con restricciones el uso de la cámara del computador.
  • En caso descubrir que su hijo es víctima de algún tipo de ciber-crímen, denuncie este hecho inmediatamente.

La principal defensa es el diálogo en confianza, para que su hijo pueda contarle lo que hace en la red así como usted explicarle por qué se preocupa por él y los riesgos que existen.

Recuerde que Internet es como la calle, ¿usted dejaría a su hijo pequeño sólo en la calle?.

 

About author

Revisión del editor

Graphics
5/5
Gameplay
4.5/5
Sound
3/5
Storyline
4/5

4.13

Good
4.13

A tí también te puede gustar

Hábitos de lectura 0 Comments

¿QUÉ PUEDO HACER PARA ENSEÑAR A MIS HIJOS A LEER Y ESCRIBIR EN CASA?

Los niños pequeños que participan en conversaciones, a quienes se les lee con frecuencia, que tienen contacto con los libros en casa tienen una importante base para adquirir las destrezas…

Temáticas 0 Comments

Los 8 riesgos que los niños pueden evitar con afecto

Un niño que es criado con fuertes lazos afectivos tendrá una gran autoestima, que a su vez le permitirá enfrentar los problemas que se le pueden presentar sin temor y…

¿Cómo enseñar a ser feliz? 0 Comments

¿Cómo exigirle a mi hijo en la medida adecuada?

Los padres sabemos por instinto de la necesidad de exigencia que tienen nuestros niños. En nuestra época es claro que no podemos cometer el error de generaciones pasadas, que con…

0 Comentarios

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero en dejar un comentario. Añadir un comentario a esta entrada

Deja tu respuesta