¿Hay algo que pueda hacer para impedir que mi hijo sea infeliz?

¿Hay algo que pueda hacer para impedir que mi hijo sea infeliz?

Por su puesto no se trata de una fórmula mágica, pero sí tenemos mucho que hacer como padres para evitar que nuestros chicos se vuelvan seres amargados e infelices.

Ningún padre ni ninguna madre se propone criar hijos infelices pero, a pesar de ello, caemos en errores que conllevan infelicidad. Por eso es vital detectar, aceptar y comprender aquellas cosas que tenemos que cambiar en nuestra manera de criar para el bienestar de nuestros hijos.

Lo curioso es que los padres venimos equipados debidamente para impedir esos errores pero lo ignoramos, por eso nos equivocamos.

Uno de esos errores es que los llenamos de mimos y consentimiento, con tanto exceso y a tal punto, que ellos se sienten agobiados, incómodos, aburridos y finalmente, infelices. A esto se suma que se convierten en personas cínicas e indolentes con sus propios padres y con todos en general.

Como padres, podemos evitar que nuestros hijos experimenten todo esto. En seguida puedes encontrar algunas ideas para hacerlo en la forma apropiada.

Permite que exprese su enojo

Tu hijo debe saber que es normal que sintamos frustración y desdicha de vez en cuando. Así que si tu pequeño está enojado o triste porque no le das o no logra lo que quiere, debes dejar que lo manifieste. No trates de evitarle el trago amargo con la idea de que no quieres que sufra, no le mandes el mensaje de que la vida es color de rosa.

Estimula sus destrezas y habilidades

Permite que tu hijo exprese y practique lo que sabe hacer, de este modo, podrá ejercitarse, aprenderá a tener disciplina, tenacidad y paciencia, de paso, aprenderá de sus propios errores. Adicionalmente, obtendrá reconocimiento y seguridad en sí mismo.

Disfruta a su lado

Un aporte cotidiano a la felicidad de tu hijo es que busques todos los momentos posibles para disfrutar con él. Ya sea una conversación casual, mientras ven una película o juegan un videojuego, no importa el qué ni el cómo sino que lo puedan gozar juntos. A nuestros hijos les encantan esos momentos tanto o más que a nosotros sus padres y debemos valorarnos bastante.  

Enséñale a compartir

Estar pendientes de compartir con amigos y familiares y hacerlos partícipes es un buen hábito contra el aburrimiento y la depresión. También el hecho de enseñarles a compartir algunas de sus cosas con otras personas les proporciona satisfacción y orgullo de sí mismos.

Motívalo a que practique una actividad deportiva

Sin importar qué práctica deportiva sea la predilecta de tu hijo, está muy bien que lo estimules para hacerla parte de su vida, en la medida que le llena de energías y vitalidad, como ninguna otra actividad. Huye con tu hijo de la inactividad y los aparatos eléctricos y electrónicos de casa, para ir a jugar o hacer ejercicios.

Preocúpate por conocer a tu hijo

Esta es la fórmula primordial para evitar la infelicidad de tu hijo. Si como padre no conoces a tu muchacho, ¿cómo podrás saber si está emocionado, triste, contrariado, deprimido, confundido?, ¿y cómo podrás saber qué necesita y qué no?

 

 

About author

A tí también te puede gustar

¿Cómo descubrir nuevos talentos? 0 Comments

¿Es el talento sinónimo de inteligencia?

La inteligencia se suele encasillar como la habilidad para tener éxito en la educación formal. Es decir, cuando a un niño le va bien en el colegio en materias como…

¿Cómo descubrir nuevos talentos? 0 Comments

¿Cómo explorar y desarrollar el talento de mi hijo desde pequeño?

Muchos padres se preguntan ¿cómo explorar y desarrollar el talento de mi hijo desde pequeño?, por eso te traemos algunos concejos que te ayudarán en este tema. PARA ESTIMULAR SUS SENTIDOS:…

Familia constructora de paz 0 Comments

¿Cuál es el secreto de una familia que goza de paz?

No hay nada que apreciemos más en nuestro hogar que poder vivir en paz, que cada uno tenga su espacio y, al mismo tiempo, pueda disfrutar de su familia con…

0 Comentarios

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero en dejar un comentario. Añadir un comentario a esta entrada

Deja tu respuesta