¿Cuáles son las claves para conseguir la paz en nuestras familias?

¿Cuáles son las claves para conseguir la paz en nuestras familias?

  1. Un elemento fundamental en el fomento de la cultura de la paz en el ámbito de nuestro grupo familiar es la siembra de actitudes constructivas como la empatía y la comunicación asertiva; la amabilidad, el respeto, la consideración y el servicio recíprocos.
  • Desde luego, lo ideal es que comencemos a inculcarlos en los hijos desde que son pequeños, en aquellas edades en que los chicos están física y sicológicamente dispuestos para aprender y seguir modelos, lo cual hará la labor más fácil para ellos y también para nosotros los padres.
  • Ahora bien, si no lo hemos hecho así, no tenemos por qué desanimarnos. Nunca es tarde para iniciar el proceso: solo que, una vez tomemos la decisión, no debemos dar marcha atrás. Todo se puede salvar si más allá de hablar de ello, enseñamos a nuestros seres queridos a hacerlo con el ejemplo práctico.
  1. Otro aspecto clave en esto de contribuir a la paz en nuestra casa es el cuidado en la manera de comunicar nuestras ideas y emociones, la forma como expresamos pensamientos y sentimientos a nuestra pareja, a nuestros hijos y a otros parientes.
  • A veces, tenemos la tendencia a creer que lo que pensamos o tenemos que decir es más importante o tiene mayor validez que lo que piensan o dicen los demás y, por eso, no nos damos la oportunidad escucharlas y optamos por imponerles nuestro punto de vista o dejar de exponerlo.
  • Además, es posible que tengamos la mala costumbre de hacer más énfasis en los errores y defectos de las personas con quienes interactuamos y que se nos dificulte reconocer sus cualidades. El resultado es que de nuestra boca salen solo quejas, críticas y reproches. Y la verdad, a nadie le gusta estar cerca de alguien que se comunica de esa forma.
  • Por último, puede ser que necesitemos luchar con el mal hábito de hablar sin pensar y sin medir las consecuencias.
  1. El trato que brindamos a los demás, especialmente la actitud, habla más de nosotros que todas las palabras que podamos utilizar.
  • Viene al caso evaluarme como cabeza de mi hogar: al corregir a mis hijos o reclamarle a mi esposo/esposa, ¿cuál es la actitud que me caracteriza? ¿Con qué frecuencia me arrepiento de la manera como actúo o reacciono ante mis seres queridos? ¿Puedo decir con toda tranquilidad que proyecto a los demás una actitud positiva y afable? ¿A las personas con quienes convivo les agrada mi compañía?
  • La intolerancia y la altivez no solo roban la paz en el hogar sino que enrarecen el ambiente y lo hacen insufrible. Por esa razón, los padres tenemos que asegurarnos de evitar que estas actitudes indeseables proliferen en casa.
  1. Por lo demás, todo parte de un cambio en nuestra manera de pensar. Hay que ver cómo cambia nuestra forma de ver las cosas y cuánto crece nuestra familia cuando:
  • entendemos que todos nacemos con temperamentos distintos;
  • aceptamos el hecho de que entre unos y otros siempre habrá gustos y puntos de vista diversos;
  • comprendemos que las necesidades propias son tan importantes como las de los demás;
  • aprendemos que el desacuerdo no es sinónimo de enemistad y que los conflictos no tienen por qué terminar en guerra.
  • entendemos la utilidad y el beneficio que conllevan el consenso y las normas.
  • descubrimos que la unión hace la fuerza.

About author

A tí también te puede gustar

¿Cómo enseñar a ser feliz? 0 Comments

¿Cómo enseñarles a tus hijos a ser exitosos en el manejo del tiempo y el dinero?

Hay grandes discusiones en torno a si el dinero y el tiempo nos brindan felicidad. Pero, al margen de esta discusión sin fin, está el hecho irrefutable de que el…

Familia UNOi 1Comments

¿Cómo enseñar a nuestros hijos a respetar a las demás personas?

El respeto es un comportamiento estrechamente relacionado con valores que debemos inculcar en nuestros hijos desde la edad temprana, para ayudarlos a convivir sanamente en un entorno social. Como principio,…

0 Comentarios

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero en dejar un comentario. Añadir un comentario a esta entrada

Deja tu respuesta