¿Cómo saber si mi hijo tiene dificultades  de aprendizaje?

¿Cómo saber si mi hijo tiene dificultades de aprendizaje?

Los padres aspiramos por naturaleza a que nuestros hijos sean exitosos en todo, no necesariamente que sean genios, pero sí que superen los problemas de su aprendizaje de la forma más positiva posible. Por eso no dejamos de sobresaltarnos cuando nos enteramos de que alguno de nuestros hijos está presentando problemas para aprender o para seguir el ritmo de otros estudiantes de su edad y grado escolar.

Los problemas de aprendizaje se concentran en las dificultades que un niño o un adolescente tiene para desempeñarse de manera adecuada y rendir lo suficiente en actividades como la lectura, la escritura o el cálculo.

Existen algunos signos que nos alertan sobre esas dificultades, y conocerlos puede habilitarnos para actuar a tiempo y evitar que esas dificultades terminen agravándose, al punto que ya no podemos ayudarlos en casa.

Antes de apresurarnos a concluir que nuestro hijo tiene pereza o no quiere esforzarse lo suficiente, nuestro deber está en tratar de escudriñar las razones detrás de su comportamiento y su falta de motivación. Aprender a reconocer los siguientes signos puede ser una forma de ponernos alerta.

Los niños que tienen problemas de aprendizaje:

  • -No les motiva ir a estudiar.
  • -Pueden sufrir de dolores de cabeza o de estómago.
  • -Se les dificulta hablar, aprender las letras o los números.
  • -Ven afectada su autoestima, por eso son inseguros e introvertidos.
  • -Sienten frustración y se pueden deprimir mucho.
  • -Son reticentes a aprender aquellas materias, temas o actividades en los que tienen mayores problemas.
  • -Tienen problemas de actitud y comportamiento.
  • -A unos puede costarles mucho responder una pregunta, como a otros resultarles difícil amarrar los cordones de sus zapatos o armar un rompecabezas.
  • -Puede sucederles que se orinan involuntariamente mientras duermen.

Además, para detectar dificultades específicas, puedes formular a tu hijo y a su maestro preguntas como estas:

  • ¿Te gusta leer? ¿Comprendes o recuerdas lo que lees? / ¿Qué tan bien lee mi hijo? (Lectura)
  • ¿Puedes tomar nota fácilmente de un libro o del tablero? / Cuando hace tareas y trabajos escritos ¿termina después que los otros compañeros? ¿Qué tal está su ortografía? ¿Y la calidad de su redacción? (Escritura)
  • ¿Se te dificulta sumar, para restar, multiplicar o dividir? ¿Te quedas de pronto en blanco y no sabe después qué era lo que querías hacer cuando estás resolviendo un problema matemático? ¿Entiendes en qué consiste arrastrar y prestar, y para qué se tiene que hacer esto? / ¿Se le olvidan las reglas matemáticas a veces? ¿Puede hacer todas estas operaciones con dígitos dobles? ¿Puede resolver problemas escritos? (Aritmética)
  • ¿Tienes problemas para hallar la palabra que quieres decir? ¿Se te dificulta ordenar tus ideas antes de hablar? ¿Te pasa esto en el colegio? ¿Con tus amigos? ¿Con otras personas? / ¿Le cuesta escuchar, comprender, recordar o seguir el discurso del maestro o de otro que esté hablando? (Lenguaje)

Desde luego, las respuestas a estas preguntas pueden alertarnos sobre una eventual dificultad o anomalía en el aprendizaje de nuestro hijo, pero deben ser confirmadas por un profesional, mediante pruebas y técnicas especializadas.

About author

A tí también te puede gustar

Familia constructora de paz 0 Comments

¿Cuál es tu estilo al afrontar un conflicto familiar?

El conflicto es un fenómeno presente e inevitable en todas instancias sociales, incluida la familiar. Pero debemos ocuparnos de que se resuelva de manera correcta para que no termine debilitando…

Hábitos de lectura 0 Comments

LO QUE DEBO EVITAR HACER PARA QUE MI HIJO SEA MEJOR LECTOR

Prohibirle o limitarle el acceso a los libros y la lectura. Con la idea de que no los dañe o que los libros son solo para estudiar, cometemos este error…

¿Cómo enseñar a ser feliz? 0 Comments

¿Cómo fomentar el optimismo en los niños que criamos?

El optimismo es un factor definitivo en la felicidad de cualquier ser humano, incluidos nuestros hijos. Pero aunque somos conscientes de ello, es posible que no tengamos del todo clara…

0 Comentarios

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero en dejar un comentario. Añadir un comentario a esta entrada

Deja tu respuesta