¿Cómo influye el afecto en el desarrollo de tu hijo?

¿Cómo influye el afecto en el desarrollo de tu hijo?

Parte del desarrollo normal de un niño radica en que reciba la adecuada cantidad de afecto de parte de sus padres y familiares, este debe iniciar incluso antes de su nacimiento. El afecto ayuda al desarrollo emocional, mental e incuso físico.

A continuación te contamos los efectos que puede tener el afecto en el desarrollo:

  • El afecto influye en el desarrollo emocional. Gracias a este, los niños adquieren una mayor autoestima que les permitirá enfrentar los problemas cotidianos que pueden presentarse y además les permitirá aprender a mejar relaciones con otras personas, les permite aprenedr a menajear sus emociones así como comprender las emociones de los demás.
  • El afecto contribuye al desarrollo físico y cognitivo. Por medio del contacto físico y visual, los bebés desarrollan su motricidad al tocar y también aprenden. Desde el primer contacto visual con la madre, los niños empiezan a reconocer el rostro a memorizarlo. Así mismo pasa con el padre y demas personas que rodean al pequeño.
  • Recibir cariño también les permite a los niños y jóvenes entablar relaciones con otras personas. Gracias al afecto que reciben, aprenden también a brindar afecto, que es el pilar para entablar nuevas relaciones. Además, los niños normalmente copian la forma de ser afectivamente de sus padres y multiplican esas habilidades para poder crear nuevas relaciones.
  • El afecto blinda a los adolescentes ya que les ayuda a prevenir peligros. Para los jóvenes recibir amor es muy importante y si lo reciben en su hogar no lo buscarán con personas ajenas que podrían tener malas intenciones. 
  • El afecto define el futuro de las personas. El amor que reciben los niños de pequeños hará que su forma de ser sea amigable, o todo lo contrario, en caso de no recibir cariño. La conducta en la adultez en cuanto a las relaciones con amigos, en pareja, con la familia y la forma de relacionarse en general con otras personas, está determinada por ese afecto incial que se recibe en el hogar cuando se es niño.

Es muy importante que los padres reconozcan la importancia de brindar afecto y jamás deben equivocarse en pensar que los niños pueden recibir ese amor en otros lugares como el colegio, con otros familiares o amigos. También es un error pensar que con el tiempo lo niños se irán formando solos, pues el afecto del hogar no puede ser suplido por nada más.

¿Y cómo expresar el afecto?

Los padres saben instintivamente cómo demostrar amor a sus hijos, lo abrazos, los besos y las caricias son muy importantes para los niños Además, las palabras que expresan cariño también son importantes y otras acciones como prestar atención a lo que dice tu hijo y preguntarle por lo que hace y cómo ha sido su día. Es decir, mostrar mediate todas las formas posibles que él es importante para ti.

También es muy importante felicitar a tu hijo cuando se ha esforzado en conseguir algo, cuando alcanza sus objetivos, pero también cuando no los alcanza y ha hecho todo lo posible por conseguirlos.

Debes procurar que cuando tu hijo sea grande recuerde su infancia como una bonita etapa llena de amor y experiencias agradables.

About author

A tí también te puede gustar

¿Cómo descubrir nuevos talentos? 0 Comments

¿Cómo saber si tu hijo tiene capacidades superiores?

Los niños con capacidades cognitivas superiores, más reconocidos como niños súper dotados, tienen una mayor facilidad para aprender y además son ávidos de conocimientos. Por esa razón, el proceso de…

¿Cómo abordar los problemas de aprendizaje de nuestro hijos? 2 Comments

¿Qué puedo hacer si mi hijo ha sido diagnosticado con TDAH?

No es sencillo recibir la noticia de que nuestro hijo presenta un trastorno como el TDAH, por eso es normal que reaccionemos con sentimientos de culpa, rabia negación o temor,…

Temáticas 0 Comments

¿Cómo enseñar a ser feliz?

Independientemente de la manera como veamos la vida y los criterios con que hemos sido criados nosotros mismos, todos los padres —o por lo menos la mayoría— vivimos pensando en…

0 Comentarios

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero en dejar un comentario. Añadir un comentario a esta entrada

Deja tu respuesta