¿Cómo incentivar un apego sano en nuestros hijos?

¿Cómo incentivar un apego sano en nuestros hijos?

Desde pequeños, los niños empiezan a sentir apego hacia sus padres. Esta es una forma natural de autoprotección, ya que bajo el cuidado de ellos, los niños pueden sentirse más tranquilos frente a los peligros que puedan existir.

Los casos frente a los que los hijos acuden a sus padres es cuando sienten miedo, se sienten enfermos, sienten angustia, cansancio físico o emocional.

El sano apego favorece el desarrollo físico y psicológico, gracias a la sensación de seguridad; ayuda al crecimiento social, gracias al contacto físico; también ayuda a satisfacer la necesidad de compañía y cercanía con otros.

Sin embargo, los padres no deben esperar a que los niños se apeguen a ellos automáticamente, existen algunas formas de construir y cultivar el apego, como las que mencionamos a continuación:

  • Atender: es la capacidad fundamental de enfocar todo nuestro interés en el niño, es decir, de atenderlo y hacer contacto afectivo con él.
  • Empatizar: es decir, la capacidad de ponernos en el lugar del pequeño y entender lo que le sucede, en cambio de juzgar su reacción o comportamiento a priori como un capricho o manipulación. Es saber leer lo que hay detrás de su llanto, incomodidad o enojo, que normalmente puede ser ansiedad o necesidad de ser abrazado, alzado o consolado.
  • Reflexionar: o sea la capacidad de reflexionar sobre lo que nos sucede como padres cuando el niño tiene reacciones o comportamientos que nos desagradan. Puede ocurrir que, al pensarlo un poco más, descubramos que nos molestan estas reacciones porque culpamos a nuestro hijo de algo que nos frustra o enoja.
  • Autorregularse o controlarse: es decir, la capacidad de enfrentar con serenidad las reacciones del niño por fuertes e incómodas que sean y de transmitirle calma, de manera que su ansiedad o malestar disminuya o desaparezca. Es usual que en vez de esto, incurramos en el error de enojarnos y estresarnos, lo cual se transmite al pequeño e incrementa su intranquilidad.

Estas habilidades deben ser practicadas por los padres hasta que se conviertan en su forma de ser. Se podrían resumir en la capacidad de los padres de brindar amor a sus hijos.

About author

A tí también te puede gustar

Videos 0 Comments

¿Es correcto afirmar que si los padres son felices los hijos son felices?

María Elena López, psicóloga de familia, responde a la pregunta: “¿Es correcto afirmar que si los padres son felices los hijos son felices?” Te invitamos a conocer algunas de las recomendaciones…

Temáticas 0 Comments

¿Cuál es el secreto de los padres felices?

Una verdad de Perogrullo: tu hijo no tiene por qué ser infeliz si tú eres feliz, excepto que sufra de un trastorno grave de sus emociones o su comportamiento, en…

Temáticas 0 Comments

¿Cómo exigirle a mi hijo en la medida adecuada?

Los padres sabemos por instinto de la necesidad de exigencia que tienen nuestros niños. En nuestra época es claro que no podemos cometer el error de generaciones pasadas, que con…

0 Comentarios

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero en dejar un comentario. Añadir un comentario a esta entrada

Deja tu respuesta