¿Cómo enseñarle a tus hijos a autorregularse para que su vida sea armoniosa?

¿Cómo enseñarle a tus hijos a autorregularse para que su vida sea armoniosa?

La felicidad de nuestros hijos tiene que ver con la capacidad que tengan de controlar sus emociones, su comportamiento, sus pensamientos y sus hábitos. Tiene que ver con su autodisciplina, o lo que ahora llamamos la autorregulación.

La autorregulación tiene que ver también con la capacidad de adaptarse a las demandas y normas que le hacen los otros, y no molestarse por ello. Que los chicos entiendan que no pueden hacer lo que quieran en el momento que lo quieran, sin sufrir consecuencias. Que deben atender órdenes y seguir instrucciones de personas diferentes a sus padres, que no tienen que trasgredir esas normas para conseguir sus objetivos.

La autorregulación conlleva muchas ventajas tanto para los chicos mismos como para quienes les rodeamos. Porque a qué padre de familia no le va a gustar que su hijo sea paciente, sereno, responsable de sí mismo, disciplinado, recursivo, metódico, ágil y comprensivo, sobre todo con sus padres. Pero por el lado del chico, él puede relacionarse inclusive con personas de difícil trato y ser un ganador de tiempo completo en sus relaciones con sus pares en el colegio o en un equipo, donde quiera que esté.

  • El ejemplo es pilar en el edificio de la autodisciplina de nuestros hijos. Imagina cómo tu hijo va a aprender a ser controlado y disciplinado si no tiene en sus padres un espejo en qué reflejarse. Así de sencillo.
  • Sin embargo, también existe el recurso del juego que es una manera de simular lo que puede ocurrir en la vida real. Hay ya varias propuestas de juegos con los que es posible aprender y enseñar a aplazar la gratificación (es decir, la autosatisfacción inmediata), manejar la impaciencia y las reacciones impulsivas, planificar, esforzarse para conseguir un objetivo.

Es muy probable que entre los juegos que le gustan a tu hijo encuentres una de estas opciones.

  • Los padres con frecuencia nos afanamos porque no vemos a qué horas se nos crecieron los hijos y no hemos podido enseñarles a hacerse cargo de ellos mismos, aunque ya están listos para que los instruyamos al respecto. El hecho de pedirles que, al menos por un día a la semana, se hagan cargo de sí mismos y de la mascota (por ejemplo) es una estrategia muy buena para invitarlos a autorregularse.
  • El quid del asunto está en dejar a nuestros hijos madurar en el momento adecuado, haciéndose cargo de su propia integridad y vida a medida que van creciendo, y aprendiendo a tomar control de sus emociones y decisiones, en la medida que su grado de desarrollo se lo permita.
  • En especial, los preadolescentes quieren ser autónomos pero, al mismo tiempo, no desean perder el cobijo y protección de sus padres. Esa ambigüedad provoca en ellos una lucha constante que podemos ayudar a resolver si les enseñamos a autorregularse como hemos dicho.

 

 

 

 

About author

A tí también te puede gustar

Temáticas 0 Comments

¿Cómo ayudar a mi hijo a escoger un libro para leer en su tiempo libre?

Yolanda Reyes, escritora y pedagoga, responde a esta pregunta y ofrece algunos consejos para que tu hijo vea la lectura como algo divertido.

Temáticas 0 Comments

¿Cómo motivar a tu hijo para que alcance sus metas?

Es muy importante la motivación de los padres hacia los hijos para que ellos puedan cumplir con sus objetivos de acuerdo a sus propios talentos. La motivación nace en el…

Familia constructora de paz 0 Comments

¿Cuáles son los obstáculos de la paz y cómo superarlos en mi familia?

Hay cosas que nos roban la paz en casa o la obstaculizan de diversas formas. Examinemos las más frecuentes. El enojo. Es inevitable que nos enojemos. El enojo es una reacción…

0 Comentarios

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero en dejar un comentario. Añadir un comentario a esta entrada

Deja tu respuesta