¿Cómo debemos manejar los conflictos entre hermanos?

¿Cómo debemos manejar los conflictos entre hermanos?

Los conflictos entre hermanos es una de las causas más usuales de la falta de paz en un hogar. Efectivamente, las peleas entre nuestros hijos pueden traer consecuencias negativas para su estado emocional y el bienestar de los demás miembros de la familia.

Al indagar sobre las razones por las cuales los chicos se pelean con sus hermanos están las tareas domésticas o la transgresión de la privacidad o el uso no autorizado de las pertenencias personales.

De hecho, muchas veces las peleas entre los hermanos se vuelven tan hostiles que impactan gravemente, no solo las vidas de los muchachos sino las de sus familiares. Hay que ver cómo algunos de estos conflictos derivan en un abuso recurrente y muy dañino de un hermano al otro, en lo que constituye una especie de matoneo o bullying. Un abuso que suele ser subestimado por los adultos alrededor, porque se cree que no se trata de un asunto grave sino de una simple gresca entre hermanos que ya pasará.

Los pequeños que han sido sometidos a este tipo de matoneo tienen un riesgo muy alto de padecer problemas de sueño, tener ataques de llanto y temor a la oscuridad, que son signos de una depresión o una ansiedad agudas.

En cuanto a los conflictos entre adolescentes, es necesario conseguir el equilibrio de responsabilidades entre ellos para que cuenten con el mismo tiempo de descanso y diversión, y brindarles mayor privacidad y autonomía.

Los padres podemos caer en la tentación de intervenir en los conflictos de nuestros adolescentes, pero hay que saber hacerlo, pues nuestra mediación no siempre es conveniente e incluso podría ser un gran error. La solución está en anticiparse a dichos conflictos determinando normas claras para la convivencia de todos en casa y evitando los favoritismos.

Pero desde luego, cuando veamos que alguno recibe un trato injusto o está en clara desventaja, debemos intervenir y asegurarle equidad o buscar la ayuda de un profesional si el conflicto se vuelve muy tenso y violento.

¿Es posible hacer algo para que nuestros hijos aprendan a resolver sus desacuerdos, compartir juegos, pertenencias y decisiones, y para que satisfagan su necesidad de defender un punto de vista sin pelear, sin golpearse, sin ofenderse mutuamente?

Desde luego que sí. Entre los consejos que podemos seguir para combatir las peleas entre hermanos se encuentran los siguientes:

  • Establecer un conjunto de reglas que todos en casa deben conocer y firmar. Esto permitirá que los chicos lleguen a acuerdos con base en esas normas y aprendan a dominar sus emociones y fuerzas.
  • Negociar las reglas según lo permitan las circunstancias, discutirlas con presencia de la familia en pleno y escuchar lo que cada uno tenga que decir sobre lo que no considera justo o lo que no le gusta del trato de sus hermanos.
  • Más que tratar de eliminar los conflictos, debemos promover entre nuestros hijos la empatía, desarrollando en ellos capacidades que les permitirán cultivar y mantener relaciones constructivas con sus hermanos.
  • Enseñarles desde pequeños a respetar los límites de una discusión y a no recurrir a la violencia física ni verbal.
  • Comprobar si los dos hermanos entienden la causa del conflicto, dar a cada uno la oportunidad de exponer su versión de los hechos y luego darles alternativas posibles para solucionar el desacuerdo.
  • Insistir y no darse por vencido si la estrategia no funciona la primera vez. Pues el hacerlo una y otra vez, permite que los chicos adquieran habilidades para ponerse en lugar de otro
  • Motivarlos a integrarse en torno a lo que los une y lo que tienen en común, en vez de enfatizar en lo que los diferencia y separa. Para ello debemos propiciar planes y actividades en conjunto, en los cuales puedan compartir gustos e intereses y, en últimas, fortalecer sus lazos fraternos en forma positiva.

 

About author

A tí también te puede gustar

Temáticas 0 Comments

El talento, ¿nace o se hace?

Una de las preguntas frente al talento de las personas es si la persona ha nacido con ese talento o si lo ha aprendido durante su vida. Existen talentos los…

Afectividad 0 Comments

¿Qué hacer para que tu hijo sea más afectuoso?

Si pensamos en intentar cambiar a un adulto que es frío para que sea más afectuoso, podemos inferir que será una tarea complicada. Sin embargo, no es lo mismo con…

Temáticas 0 Comments

La lectura y la escritura, como experiencias divertidas

He aquí algunas formas de hacer divertida la hora de leer y escribir para tus hijos. Léeles todo tipo de material, que tengan distintos formatos, géneros y funciones: poemas, historias…

0 Comentarios

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero en dejar un comentario. Añadir un comentario a esta entrada

Deja tu respuesta