¿Cómo criar a nuestros hijos sin sentirnos culpables?

¿Cómo criar a nuestros hijos sin sentirnos culpables?

Son varias las razones por las que un padre o una madre pueden llegar a sentirse culpables durante la crianza de su hijo. Las principales razones son:

  • El no poder pasar tiempo suficiente juntos: En la mayoría de los casos los padres deben trabajar por muchas horas, por lo cual no le pueden dedicar a sus hijos el tiempo que desearían y sienten culpa por no poder hacerlo. Muchas veces, intentan compensar el tiempo que no están juntos y se vuelven muy permisivos con sus pequeños o los llenan de regalos. Esta no es una actitud recomendable.
  • Pretender ser padres perfectos: Es normal que como padres queramos brindarle lo mejor a nuestros hijos y educarlos de forma ejemplar. Pero en ocasiones nos exigimos tanto a sí mismos para ser padres modelo y por ende también a nuestros hijos. Esto, en lugar de ser beneficioso, se convierte en un problema para nosotros y para ellos, pues podemos llegar a presionarlos y exigirles al punto de amargarlos.
  • No sabemos cómo educarlos: Tanto padres como madres deben trabajar hoy en día y la educación de los hijos parece ser más compleja. Además, intervienen nuevos factores, como la tecnología. Frente a una tarea difícil y sin contar con el tiempo necesario, los padres se sienten culpables de los fracasos de sus hijos.

¿Qué hacer? 

1. En primer lugar debemos tratar de buscar espacios en los que podamos compartir en familia y participar activamente en la educación de nuestros hijos. Es importante, dejar de intentar compensarlos por el tiempo que no estamos con ellos, con regalos y siendo permisivos.

2. Debemos disfrutar de la crianza y no sufrirla. El intentar ser padres modelo no nos dejará más que frustraciones, debemos entender que somos guías para nuestros hijos, pero que no podemos vivir por ellos, ni pretender que cumplan nuestros sueños no realizados. El que nuestros hijos no actúen siempre como nosotros queremos, no nos convierte en malos padres.

3. Dejar de pensar que el pasado fue mejor. Los tiempos han cambiado y no podemos pretender brindar la misma educación que nuestros padres nos dieron a nosotros. Debemos contextualizarnos a lo que estamos viviendo ahora. Sin embargo, es viable combinar características de la educación tradicional que consideramos buenas, con lo que creemos que es un buen ejemplo de educación el día de hoy.

About author

A tí también te puede gustar

¿Cómo lograr una crianza inspiradora y feliz? 0 Comments

10 Claves para desarrollar relaciones de confianza en familia

LA CONFIANZA ES LA BASE DE LA RELACIÓN CON NUESTROS HIJOS. De acuerdo con la tercera convicción de la psicología del control externo (sabemos lo que es mejor para nuestros…

¿Cómo lograr una crianza inspiradora y feliz? 0 Comments

Errores que como padres no podemos cometer

Cuando los niños nacen están en un proceso permanente de aprendizaje, pero cuando es el primer hijo, no solo el pequeño es el que aprende, también los padres están aprendiendo…

0 Comentarios

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero en dejar un comentario. Añadir un comentario a esta entrada

Deja tu respuesta